Mira lo que pasa si comes Ajo con Miel, en Ayunas ¡Sorprendente!

El ajo ha sido alimento y medicina durante miles de años.

Muchas de las recetas del antiguo Egipto incluyen el ajo para el tratamiento de dolencias de las infecciones y la debilidad física. Los antiguos griegos lo utilizaron libremente, y los atletas en los Juegos Olímpicos comieron ajo para mejorar su rendimiento. Los romanos dieron a los soldados y los trabajadores. Sin embargo, el ajo no se limita a Europa. Los médicos de Ayurveda en la India se prescriben para enfermedades del corazón y prevenir el reumatismo, y en Japón y China desde tiempos antiguos era un remedio para la presión arterial alta.

La miel se ha utilizado con fines medicinales en la mayoría de las culturas a lo largo de la historia, incluso en Occidente en el mediados del siglo 20 se descartó en favor de los antibióticos. En años más recientes, sin embargo, la noción de miel no pasteurizada medicamento sin calentamiento ha ganado muchos seguidores. Uno de los impulsores de este redescubrimiento es el éxito de la miel en la lucha contra las infecciones resistentes a los medicamentos heridas.

Remedio de ajo y miel

7 beneficios de consumir ajo y miel en ayunas durante 7 días

Para obtener el máximo provecho es importante que ambos ingredientes sean de la mejor calidad. Asimismo, deberemos combinar el tratamiento con otros hábitos de vida sanos.

El ajo es uno de los ingredientes naturales más utilizados en la gastronomía mundial. Su particular sabor se aprovecha junto con otros condimentos para realzar el gusto de muchos platos.

No obstante, más allá de ser un gran aliado en la cocina, este alimento se ha valorado desde la antigüedad como uno de los mejores remedios para aliviar diversas dolencias.

Sus propiedades preventivas y medicinales han sido útiles contra la inflamación, las enfermedades crónicas y varios tipos de infecciones.

Gran parte de sus virtudes se le atribuyen a su aporte de alicina, un compuesto activo que favorece el control del colesterol alto, la presión arterial y otras afecciones del sistema cardiovascular.

El ajo es el regalo más poderoso que nos da la naturaleza actualmente, y es uno de los ingredientes de alimentos más comunes en las cocinas alrededor del mundo. Pero, adicionalmente al delicioso sabor que le da a nuestras comidas, el ajo es muy útil para tratar numerosos malestares, especialmente cuando se usa crudo.

El ajo tiene la habilidad de prevenir “casi cualquier malestar”, pero más allá de eso, también tiene propiedades curativas que ya son bastante conocidas:

Baja la presión alta y regula los niveles de colesterol, previene enfermedades coronarias y ataques al corazón. Además, inhibe el desarrollo de aterosclerosis.

El ajo es un remedio común también para malestares menores, tales como rinitis alérgica, la diarrea del viajero, el resfriado común, la gripe, picadas de insectos e infecciones por hongos.

Además, se usa para controlar los síntomas de la osteoartritis, diabetes, y próstata agrandada.

Uno de los grandes beneficios del ajo es su potencial para mejorar el sistema inmune y eliminar toxinas. Cuando se combina con cebolla y jengibre, el ajo es muy efectivo para hacer desintoxicaciones; incluso esta mezcla es excelente para personas en quimioterapia.

Pero, ¿cuál es la mejor forma de usar el ajo?

Siempre úsalo crudo, ya que el calor descentraliza la alicina, el ingrediente activo del ajo. Aplástalo y tritura los dientes de ajo, y déjalos reposar unos 15 minutos antes de agregarlos a tu comida. Triturar el ajo, por el contrario que el calor, potencia la disponibilidad de la alicina.

El mejor momento para comer ajo es antes de que bebas o comas cualquier otra cosa, ya que un estómago lleno no puede absorber los nutrientes del ajo adecuadamente.

Ajo crudo y miel

Tritura o corta en trozos muy chiquitos 2 o 3 dientes de ajo y colócalos en una cuchara con miel cruda y orgánica. Come una cucharada a diario por 7 días antes del desayuno para experimentar un incremento de energía increíble, y llevar tu salud a un nivel óptimo.

Repite el uso de esta receta cada 3 meses para mantenerte saludable siempre, y aprovechar todos los nutrientes y beneficios preventivos del ajo y la miel.

Ver vídeo aqui…

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *